Día Internacional de los Monumentos y Sitios Históricos

Para este día, Escenoteca propone un viaje sensorial a una edad remota pero no por ello extraña a nosotros. Como el Dolmen nos dice, los hombres somos criaturas extrañas que vamos dejando un rastro visible. A pesar de los siglos transcurridos seguimos haciendo las mismas cosas. Ahora los dólmenes y lugares funerarios se llaman camposantos o cementerios . Y este lugar que nos ocupa, el Dolmen de la Pastora, en Valencina de la Concepción lo tiene justo al lado.
Lugares en su origen silenciosos, solitarios, en contacto con la tierra, el sol.
Las personas que se acerquen ese día al Dolmen van a tener la oportunidad de sentir, escuchar, oler y tocar momentos de aquella época traídos a nuestro presente.
Queremos emocionar y crear a través de la palabra, la música, los objetos, los olores, “pequeñas pinceladas” que ayuden a imaginarnos un mundo y una cultura tan lejana en el tiempo pero tan presentes entre nosotros gracias a sus restos arqueológicos.