Escenoteca

Cuentos para soñar despiertos

Sobre el Espectaculo

¡Por fin un espectáculo que se puede ver acostado!

“Cuentos para Soñar Despiertos” es un espectáculo que profundiza en el mundo de las emociones infantiles a la hora de irse a dormir.

A la salida del espectáculo, los niños del publico podrán dejar guardados en cajas, sus sueños grandes, medianos, pequeños y sus pesadillas.

Un espectáculo en coproducción con la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, AAIC.

Sinopsis

Todos acostados, con nuestra almohada, nuestra sabanita, mirando a un cielo que se transforma continuamente para ilustrar las historias, los cuentos-sueños que nos harán viajar a mundos desconocidos; a modo de gigantesco álbum ilustrado cubrirá nuestras cabezas: firmamentos estrellados, ovejas saltando el redil, mares azules y traslúcidos, blanditas nubes sobre las que descansar, disparates, cosas sin pies ni cabezas, miedos y gritos que pueden ser amaestrados y hacerse nuestros aliados…

Primer Cuento: Ambientado en las regiones polares, la Reina de las Nieves y la Aurora Boreal. El Viento del Norte.
Segundo Cuento: Ambientado en América del Sur, el origen de los atrapasueños .El Viento del Oeste.
Tercer Cuento: Ambientado en la cultura oriental .El Viento del Este.
Cuarto Cuento: Sherezade. De joven estuvo mil y una noches contándole cuentos al Sariyar. Ahora, se los cuenta a los niños en sus jaimas y casas de adobe para dormirlos. El Viento del Sur.

Ficha Artística

ACTRIZ CONTADORA: PEPA MURIEL
TÉCNICOS: MACARENA MÁRQUEZ y NÉSTOR GARCÍA ARCOS
RETROPROYECCIÓN: MAR CAMACHO
IDEA ESPACIAL, ESPACIO SONORO Y VIDEO: JOSÉ Mª ROCA
VESTUARIO: MAY CANTO

PRODUCCIÓN: PRODUCCIONES IMPERDIBLES
TEXTOS, DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: PEPA MURIEL
DURACION: 60 minutos
EDADES RECOMENDADAS: A partir de 3 años y público familiar
TIPO: Multimedia para niños

Dinamica del espectaculo

La actriz da la bienvenida y se inicia el espectáculo.
Ella invita al primer grupo de niños a subir al escenario y acostarse.
Cada cuento tiene su puesta en escena, la pantalla del techo y la pantalla de fondo, a modo de dosel, ilustran los cuentos que se sueñan.
Durante esos 15 minutos los niños acostados en el escenario disfrutan de uno de los cuatro cuentos que se han preparado.

El resto del público: niños y padres asisten a la representación desde el patio de butacas.
Una vez acabado el primer cuento, el primer grupo vuelve a sus asientos y ocupan las camitas el segundo grupo y así sucesivamente hasta completar los cuatro cuentos.

En cada pase, pueden ocupar las camitas del escenario de 30 a 40 niños.
Que sumando los cuatro cuentos son aproximadamente 120-160 niños. A estos, hay que sumar los acompañantes, por lo que el aforo es el normal de una sala de teatro.

Galería Gráfica